Olé Olá

Historia de Olé Olá

Olé Olá nació en 1995 como Asociación Cultural cuando un grupo de madres que llevaban a sus hijos a jugar al parque iniciaron un proyecto común donde ellas y sus hijos pudiesen hacer cosas juntos.

Así comenzaron, en una pequeña habitación del Club Social Príncipe de Asturias, al que bautizaron como “el cuartito”, un lugar donde a ellas se les ocurrían las actividades y sus hijos las llevaban a cabo. Desde pintura, hacer marionetas, modelar con arcilla e irnos de excursión a la playa, estaban entre las actividades de la asociación.

Y entonces llegaron los carnavales, y pensaron que ellas también podían disfrazarse, y no sólo eso, que podían presentar una candidata a reina del carnaval. Así que eso hicieron, en 1996 cuando presentaron al “Hada Azul” la primera musa de la comparsa.

Desde ese momento, nunca hemos dejado de presentar una candidata a reina del carnaval y manteniendo la ilusión de poder ganar el título que en varias ocasiones hemos conseguido.

1998 Mª Pilar

2003 Laura Úbeda (además Reina del Carnaval del Mar Menor)

2005 Elena Pardo (además Reina del Carnaval del Mar Menor)

2006 Tamara Estrella

2007 Sherezade Estrella

2011 Clara Madrigal

2013 Isabel Ferrer

Quizás en los inicios, nuestros disfraces no eran los más lujosos, pero éramos una comparsa muy joven llena de ilusión con el único objetivo de divertirnos en carnaval.

Por eso nuestros primeros disfraces eran muy sencillos: pinochos, elefantes (este lo adoramos), estrellas de mar (este no tanto), incluso bolsas de pan…

Y mientras tanto los niños de la comparsa crecíamos con ella, tanto que en un determinado momento las niñas de la comparsa queríamos cambiar de estilo, llevar plumas y espalderas como el resto de comparsas. Y nuestras madres lejos de negarlo, se envalentonaron y decidieron hacer los trajes ellas mismas, creando una subcomparsa llamada “Nuevos Aires de Olé Olá”  pero que internamente se conoce como el grupo de las “guapas”.

Olé Olá ha cambiado mucho desde la primera vez que aparecimos vestidos de pinocho o desde que las madres decidieron hacer una espaldera con un colador, y no seguiríamos existiendo sin el trabajo de esas madres, que durante 20 años empujaron de la comparsa con su trabajo, y manteniendo una comparsa  donde todo el mundo tiene cabida si tiene ganas de vivir el carnaval.

¡Hemos venido para quedarnos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies